Revista técnica independiente | Más de 25 años informando

    Confida se posiciona sobre la iniciativa de Unesda de prohibir la venta de bebidas azucaradas en las escuelas

  • TOP EMPRESAS

  • Por
    Sep 12, 2017

    Piero Lazzari, presidente de Confida, asociación italiana que representa a toda la cadena de la distribución automática en Italia, interviene sobre la iniciativa autoreguladora de Unesda, que representa a la industria europea de refrescos.

    En cuanto a la iniciativa de Unesda sobre la abstención de la venta de bebidas azucaradas en las escuelas de educación secundaria de 28 países europeos, ésta se inserta en los programas de investigación y de ‘política de empresa’ (hace ya muchos años que las industrias de refrescos están desarrollando bebidas con bajo contenido en azúcar), de hecho se configura como una distorsión del mercado y de la competencia, porque la restricción solo afecta a la oferta de máquinas vending, manteniendo inalterada la posibilidad de comprar productos en puestos ambulantes, bares y otras tiendas dedicadas a la alimentación y la distribución”, explica Lazzari, presidente de Confida.

    Confida comparte la necesidad de implementar estrategias efectivas para contrarestar la obesidad, particularmente en la población infantil. De hecho, la asociación italiana, al igual que las asociaciones que representan las industrias de alimentos y bebidas, se unió en 2007 al programa ‘Ganar en salud: facilitar las opciones saludables’ con su propio código de autoregulación de la oferta en las escuelas primarias y, en 2015, coincidiendo con la Exposición Internacional de Milán, compartió sus compromisos, incluidos en el Protocolo firmado con el Ministerio de Salud, para la mejora de las caracteristicas nutricionales de los productos alimentarios, entre ellos los refrescos, con especial atención a la población infantil (de los 3 a los 12 años).

    Los operadores de la distribución automática han realizado importantes inversiones y esfuerzos organizativos para gestionar una oferta cada vez más amplia, variada y personalizada en relación a las diferentes exigencias nutricionales de los consumidores.  En particular, han creado programas específicos de educación para el consumo consciente y una gama de productos dirigida, a traves de máquinas expendedoras automáticas, a los chicos y chicas de las escuelas.

    Por estas razones, la decisión de Unesda, tomada con plena autonomía, de prohibir la venta de bebidas azucaradas sólo en las escuelas sin enseñar educación nutricional a las familias, las cuales juegan un papel decisivo en la orientación de los gustos y las inclinaciones de los niños, y sobre todo sin alterar la disponibilidad de bebidas azucaradas en todos los demás canales de distribución (supermercados, bares, restaurantes,etc.), sería una iniciativa que corre el riesgo de carecer de beneficios reales en términos de salud, pero capaz de ejercer un daño grave a un sector dinámico y de servicio a la colectividad como es el sector de la distribución automática, en beneficio de otros canales de venta con los cuales la industria de los refrescos no se ha comprometido del mismo modo”, concluye el presidente de Confida.