Revista técnica independiente | Más de 25 años informando

    Snackíssimo enseña a leer las etiquetas de los productos ecológicos

  • TOP EMPRESAS

  • Por Redacción2
    Jun 22, 2018

    La producción agraria ecológica, también denominada biológica u orgánica, es el sistema de producción y elaboración de los alimentos libre de residuos y con el mínimo impacto medioambiental, con el objetivo de lograr un producto para el consumo humano de máxima calidad nutritiva y organoléptica. De esta manera, la producción agraria ecológica evita el uso de contaminantes ambientales, utiliza especies, variedades y raíces adaptadas al entorno, respeta la fertilidad natural de la tierra, prohíbe la utilización de productos químicos de síntesis (como plaguicidas, funguicidas o herbicidas), no usa organismos modificados genéticamente y garantiza que los productos finales conserven al máximo sus propiedades naturales.

    Para asegurar que el producto que compramos en nuestra tienda o supermercado de confianza cumple con estos requisitos, lo único que hay que hacer es prestar atención al etiquetado del artículo. En este sentido, los alimentos ecológicos en nuestro país deben contar con el ‘sello obligatorio de la autoridad europea’, que se identifica con una hoja verde rodeada de las estrellas de la bandera europea (euro hoja) y, de manera opcional, el sello de la autoridad certificadora autonómica, en Catalunya la CCPAE (Consell Català de la Producció Agrària Ecològica), que se identifica con la imagen de un paisaje agrario con un sol y una luna.

    Además de la euro hoja, el producto ecológico debe estar obligatoriamente acompañado (debajo o en el mismo plano que el logo) por el ‘código de la autoridad de control que lo certifica’, y debajo del código debe indicarse el origen de las materias primas utilizadas, ya sea una o varias.

    Durante la pasada feria Biocultura celebrada en Barcelona, Emma Pascual, Product Manager de Snackíssimo BIO, presentó el packaging de los productos Snackíssimo como referente en el etiquetado de los alimentos ecológicos. A través de un taller que ofreció la marca, también se comentó la tendencia al alza del snack saludable y se explicó el motivo por el que la empresa apuesta por una variedad BIO: “Queremos que Snackíssimo se convierta en una referencia del snack saludable. Nos encanta innovar y nuestro objetivo es lanzar referencias que cumplan con este propósito. Este año hemos hecho una apuesta difícil en muchos aspectos, pero afín a nuestros principios, un snack de fruta ecológica 100%. Está comprobado que los consumidores se preocupan cada día más de su alimentación y, sobre todo, por el origen de los alimentos que consumen. Snackíssimo es la respuesta a todas estas necesidades."

    En el certamen, se  analizó el pack de Snackíssimo BIO, en cuyo frontal se pueden ver los elementos anteriormente citados: sello de la CCPAE, sello europeo o euro hoja, código de certificación y origen de los ingredientes. Y, en el dorso, al tratarse de un producto transformado, encontramos: el listado de ingredientes, marcando con un asterisco los que provengan de la agricultura ecológica.

    Por otro lado, existen los productos ‘en conversión’, ya sean productos no transformados, como transformados. Existe un sello de la autoridad de control en el que se indica que el producto está en conversión. Este logo utiliza cuando el producto todavía no puede usar el de la euro hoja por no estar catalogado como ecológico. Sucede así porque desde que se tramita la inscripción del producto como ecológico transcurren tres años hasta que el producto pueda contar con la euro hoja en su etiquetado. El primer año no podrá comercializarse como ecológico porque carecerá de calificación, aunque durante el segundo año sí podrá comercializarse, pero como ecológico en conversión con el logo de la autoridad competente.

    Asimismo, un producto ecológico puede contener en su listado de ingredientes elementos no ecológicos y deberá indicarlo así en su etiqueta. Todos ellos están previstos por la autoridad de control y en las cantidades permitidas. Por ejemplo: la sal, el agua o las obleas no provienen de la agricultura ecológica. Sin embargo, para la elaboración de un turrón de almendra duro, la autoridad de control mantendría el sello de producto ecológico porque la cantidad de oblea usada es mínima, y debería quedar recogido en su etiqueta.

    En cuanto a los productos que provienen de la caza o de la pesca, un atún o una anchoa no pueden ser ecológicos porque la pesca o la caza no son actividades ecológicas. No obstante, un atún o anchoas en conserva de aceite ecológico sí que podrán comercializarse como tales con sello de la autoridad de control.

     

  • top empresas

  • Vídeo: Vendibérica

  • Vídeo: Evoca Group en Venditalia

  • Calendario de eventos

    Septiembre

    Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
     
     
     
     
     
    1
     
    2
     
    3
     
    4
     
    5
     
    6
     
    7
     
    8
     
    9
     
    10
     
    11
     
    12
     
    13
     
    14
     
    15
     
    16
     
    17
     
    18
     
    19
     
    20
     
    21
     
    22
     
    23
     
    24
     
    25
     
    26
     
    27
     
    28
     
    29
     
    30