Revista técnica independiente | Más de 25 años informando

    Fruut da consejos para evitar el desperdicio de ‘fruta fea’

  • TOP EMPRESAS

  • Por Redacción2
    Oct 29, 2018

    Es un hábito muy usual: ir a la frutería o al supermercado y seleccionar cuidadosamente la fruta y la verdura que vamos a comprar en base a su aspecto. El rechazo hacia manzanas más pequeñas de lo normal, plátanos con más manchas de lo habitual, etc. es una realidad que afecta al mundo de la agricultura, al medio ambiente y al consumo. Muchas veces no nos damos cuenta de que una vez pelamos esas piezas de fruta el aspecto es igual y aportan la misma calidad, los mismos nutrientes, la misma frescura y el mismo sabor que las piezas de aspecto impecable.

    Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y tal como explica la empresa Fruut en un comunicado remitido a Mundo Vending, cada año se desperdician un tercio de los alimentos que se producen en el mundo, unos 1.300 millones de toneladas. Además, un 40% de esas piezas de fruta se pierden porque no cumplen con los cánones estéticos que pide el consumidor.

    Por otra parte, uno de cada tres alimentos producidos en el mundo acaba en la basura, mientras que 815 millones de personas son víctimas del hambre. Entre el 20% y el 40% de las frutas y verduras que se producen en Europa se tiran antes de llegar a las tienda por no ser ‘bonitas’. Y si el desperdicio de alimentos fuese un país sería el tercer emisor en gases de efecto invernadero. Estos son algunos de los datos que facilita la asociación yonodesperdicio.org, de la cual es parte Fruut, y que presenta grandes iniciativas y actividades para reducir los niveles de desperdicios de comida además de fomentar el intercambio de productos alimenticios.

    Otros consejos para reducir el desperdicio alimenticio:

    - Consumir snacks de fruta deshidratada. La fruta deshidratada es tendencia en la actualidad y a España han llegado marcas como Fruut, que ofrece una alternativa a las patatas fritas, a las palomitas y a otros snacks menos saludables. Fruut es un producto 100% natural y 100 % fruta, sin gluten, ni grasas saturadas, ni ingredientes añadidos. Es una forma deliciosa de comer fruta de manera diferente, con un toque crujiente que lo diferencia.

    - Fruut utiliza fruta ibérica (procedente de España y Portugal) que ha sido rechazada por el mercado debido a su aspecto: menor tamaño, manchas… Además, los restos del producto que no se consumen, como las cáscaras o los huesos de la fruta, se depositan en envases que destinan a la alimentación animal ya la fertilización del suelo. De esta forma el desperdicio es nulo y la concienciación con el medio ambiente máxima.

    - Utilizar fruta en las recetas. La fruta se puede consumir directamente o se puede incluir en recetas: ensaladas, pastas, postres… Hay muchos platos que incluso favorecen la utilización de fruta más pasada o ‘fea’ como por ejemplo el banana bread, ya que con bananas más maduras queda más dulzón.

    - Crear smoothies. Otra gran tendencia actual son los smoothies, una forma de consumir frutas y verduras de forma rápida y divertida.

    - Elaborar mermeladas. Crear una mermelada casera puede suponer un reto con una deliciosa recompensa. Para obtener ese delicioso toque dulzón se recomienda el uso de fruta madura.

    - Aguas de sabores. Se consiguen con cualquier pieza de fruta y son refrescantes además de hidratantes.

    En definitiva, debemos dejar de comer con los ojos y mirar más allá, informarnos y consumir productos que cumplan con las regulaciones, pero nunca dejarnos guiar simplemente por el aspecto. Dejar los prejuicios y unirnos al movimiento Ugly Food”, concluyen desde Fruut.